Google+   
Estás aquí: Inicio » Guía del Seguro » ¿Cómo funciona la franquicia de un seguro?

¿Cómo funciona la franquicia de un seguro?

A la hora de contratar un seguro hay muchas cosas que debemos considerar para no cometer errores clave cuando ocurra un siniestro y que nuestro patrimonio esté bien cubierto.

Uno de los principales puntos a conocer en particular es el de la franquicia del seguro, que suele aplicarse normalmente en seguros que cubren riesgos muy abarcativos o de montos elevados. Hay que mencionar que, es claro que este tipo de elementos son clave en seguros de alto riesgo como el de automóviles y por eso consideramos específicamente estos casos para el análisis.

¿Qué es la franquicia del seguro?

No debemos confundir una franquicia de una póliza de seguros con las conocidas franquicias que son marcas registradas (ver la explicación de este tipo de franquicias aquí) y se otorgan en carácter de uso a quienes abonen un canon por el derecho a su utilización.

En el caso de los seguros, la franquicia es un monto a cargo del asegurado que deberá abonar siempre que exista un siniestro. Es decir que, la cobertura por parte de la compañía de seguros comenzará a partir de dicha franquicia.

A modo de ejemplo simple, para luego intensificar un poco la explicación, si nuestra franquicia es de $ 1.500 y el daño a cubrir es de $ 5.000, la aseguradora se hará cargo únicamente de $ 3.500.

¿De dónde surge la franquicia en el contrato de seguros?

Pues bien, sabiendo que los seguros son contratos que tienen un compromiso entre el usuario y la compañía de seguros, se crea una fórmula que conlleva un compromiso entre ambas partes, y es que cada una de ellas se haga cargo de la obligación de la otra.

Entonces, hay que conocer que el usuario no pagará toda la prima que le corresponde por el contrato del seguro, sino que pagará una parte y la compañía no pagará todo el costo del siniestro acontecido, pagando de la indemnización que corresponda solo una parte.

seguros franquicia

En consecuencia, debemos saber que, en las pólizas con franquicia el costo sería mucho más elevado si no la tuviesen incluida en sus cláusulas.

Así es que nace la franquicia, que implica que cada parte se hace responsable de un porcentaje de la obligación de la otra parte.

¿Cómo puede ser la franquicia?

El contrato no estipula cómo se determina la franquicia así que podemos insinuar dos formas diferentes en las que podemos encontrar. Es decir que, la franquicia puede ser en forma porcentual o en un valor nominal.

Entonces, se entiende que, la franquicia puede ser un X% del costo del siniestro, mientras que puede ser una cantidad de dinero determinada.

A nuestro entender, es mucho más confiable optar por la segunda opción, dado que estaremos conscientes de cuánto es lo que nos toca enfrentar, porque lo que nunca sabremos es el costo total del siniestro hasta que llegue ese momento.

Tipos de Franquicias

Hay que tener en cuenta que, existen varios tipos de franquicias y que suelen aplicarse dos en el mercado asegurador actual.

Franquicias deducibles

Este tipo de franquicias están representadas por un monto en moneda o porcentaje que se deduce siempre del monto indemnizable.

Franquicias No deducibles

Estas franquicias, al contrario de las anteriores, funcionan de forma compleja. En el caso de que el costo del siniestro sea inferior a la franquicia, la aseguradora no pagará nada. En cambio, si el costo del daño o el valor del riesgo es superior a la franquicia, la aseguradora deberá pagar la totalidad, y no aplica la franquicia en deducción del monto indemnizatorio. De esta manera, la franquicia es un punto límite entre el pago o no pago de la indemnización total.

¿Cuándo se aplica la franquicia?

La franquicia, si no hay siniestro, no tiene razón de existir. Sin embargo, durante la vida de la póliza puede haber muchos accidentes que acarreen una acción de la cobertura.

seguros con franquicia

En este sentido, la franquicia se aplica sobre todos y cada uno de los siniestros que se produzcan durante la vigencia de la póliza.

Hay que tener cuidado por que, la franquicia se ha creado para aplicarse a la cobertura de daños, sin embargo, ya existen compañías que están ampliando ese concepto, y lo aplican a otras coberturas, como el robo, el incendio, entre otros.

Conclusión

Pues bien, debemos leer bien nuestra póliza y las condiciones que ofrece la compañía antes de contratar. Realmente muchos siniestros están fuera de cobertura por los elevados montos de franquicia.

¿Alguna Consulta? Con gusto te ayudaremos...

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...
Scroll To Top